martes, 15 de abril de 2008

Así da gusto estar muerto

Para aquellos amantes del Art Déco recomiendo aprovechar alguna visita la provincia de Buenos Aires. Azul es una ciudad sin mayores estridencias, mucho frío en invierno y abundantes días lluviosos. La sensación es otra cuando en uno de esos días de lluvia finita y viento helado llegás al portal del Cementerio Municipal y te encontrás con esto. Un ángel monumental te da la bienvenida a la "morada final". De pronto te sentís en medio de la escenografía de una película de Fritz Lang.

2 comentarios:

Marcelo dijo...

Hola!

Veo que vos también te enganchaste con la maravillosa obra de Salamone. Es un camino de ida, y lo afirmo.

Saludos.

Marcelo (otra vez) dijo...

Uy, recién puse mal mi url. Perdón.
Acá va: http://www.metayer.com.ar.