martes, 29 de abril de 2008

Silvina O. II

Qué atractivo ese algo que no nos gusta en alguien que nos gusta tal vez demasiado.

3 comentarios:

l u c dijo...

... un bello punctum de alguien, diría el sr. Barthes.

saludoss cande!
:)

mercaditodebarrio dijo...

objet petit a

cande dijo...

Bueno tampoco lo intelectualicemos tanto, que yo apuntaba a algo más por el lado de el simpático tic nervioso o la muletilla que en otras personas me desespera y en él me parece encantadora, je.