martes, 18 de noviembre de 2008

Con treinta años no puedo decir que crecí inmersa en la tecnología. Digamos que mi generación es la que vivió el paso del cassette al cd, las primeras videocaseteras, los celulares gigantes, etc. Un poco por eso y otro poco por una ancestral resistencia a todo lo que acerque a una máquina y me aleje de las personas no viví con mucha naturalidad el boom de la web. Me costó tener un correo electrónico, chatear en vez de levantar el teléfono, los mensajes de texto, etc. Pese a todo, tengo blog, chateo frenéticamente con mi amiga Lu y sí, tengo Facebook. De todos los berretines cibernéticos este es el que resulta más inquietante. Me pregunto qué es lo que lleva a una persona a querer publicar vía Internet que se ha hecho fan de las cosas más extrañas. “Fulanita se ha hecho fan de hacer cucharita”, “Sultanito es ahora fan del tiramisú”, “Menganita se hizo fan de las empanadas de choclo”. ¿Cuál es la necesidad de comunicar tu preferencia por las frutas de estación o quién es tu personaje favorito de Friends? Y la elección de verbos también me intriga. “Susanita fue etiquetada por tal”. Cada vez que leo esto no puedo dejar de imaginar una versión dark de Facebook en la que las personas sean etiquetadas tal cual lo son en la vida real. Supongamos: “Pirula fue etiquetada como desesperada por encontrar marido”, “Juan fue etiquetado como bueno para los deportes, pero no le den un libro”. La sola idea me pone los pelos de punta. De todas maneras, estoy segura de que las etiquetas más duras son las que me pongo yo sola.

5 comentarios:

Libreta de flores dijo...

sí, el facebook tiene cosas muuuy raras.
me mató como etiquetaste el post!

Clarita dijo...

Yo me entretengo un montón en Facebook, para mí es mejor que mirar tele.
Pero como diría MC Hammer... "can´t TAG me.. chara-ra-ra-rán..."

Diego dijo...

Felicitaciones, me acabás de convencer de nunca jamás abrir una cuenta en Facebook. Menos mal, porque ya lo estaba considerando. ¡Gracias, mil gracias!

cima dijo...

...cómo me hiciste reír Cande!!

imaginate que yo vi "nacer" las primeras calculadoras a pilas, con numeritos digitales luminosos color verde (67).....

abrí una cuenta en Facebook y me pegué un embole que ni te cuento.... no sé como cerrarla
eso de tener tantos, tantos amigos.....

No sé chatear, y no entiendo cómo lo hace mi hija blogger (15) con 35 amigos a la vez, y aunque me muestre para leer no entiendo lo que se dicen ...ni una línea

lo de etiquetarse "de verdad" está muy muy bueno

gracias por tu humor
un beso

Personas en la sala dijo...

Clarita, qué viaje! MC Hammer, cha.ra.ra.rán sht sht, sht sht
Diego, menos mal.
Cima, lo de tu hija yo tampoco lo entiendo, de casulidad puedo con uno, y si lo hago con más personas, seguro, seguro le termino diciendo lo que le quiero decir a la otra. Y eso nunca está bien.