viernes, 24 de octubre de 2008

Miedo al chasco

La primera vez pensé que alucinaba porque era muy tarde. La segunda, pegué la nariz contra la ventana del 29 y vi claramente que se trataba de un monitor que proyectaba un mar en movimiento. Una pantalla chiquita, de esas que se usan en los circuitos de seguridad. Está empotrada en la pared de una casa del barrio chino. Durante meses la espié desde el colectivo sin el coraje para acercarme. Temía que se tratara de un malentendido. La idea de una casa que ofreciera un mar escondido entre las hojas de una enredadera me gustaba demasiado. Algunas veces, cuando te acercás mucho a algo, cuando querés comprenderlo todo, te llevás tremendo fiasco. Si se trataba de un liso y llano monitor de vigilancia, ¿cómo hacía para sacarle la magia a esa casa de golpe? Felizmente, no se trataba de ningún chasco, ahí estaba el monitorcito impertérrito, con su oleaje continuo. Esta vez me salió bien, con las personas no siempre tengo tanta suerte.

6 comentarios:

Libreta de flores dijo...

le tengo mucho miedo al chasco con las personas, la desilusión es una sensación horripilante.

Clarita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Clarita dijo...

síiiiiii, una vez la vio una amiga y gritó del espanto, pero no era un mar lo que vio... creo que era más bizarro, debe ser esa misma casa del barrio chino-rich!!!

otra cosita sobre gatos: un número de mi fanzine...
fanzine

Uno más en el mundo dijo...

Pero en qué canal dan esas imágenes?
No será en algún canal de tu imaginación?
la imaginación nunca defrauda, no contiene chascos, hay veces que nos muestra algo distinto de lo que queremos pero siempre es mejor

Diego dijo...

¿Dónde está eso? ¡Lo quiero ir a ver!

Cande dijo...

Ah Libreta, pero no hay que tenerle miedo, si valen la pena y te quedás para verlo, después del chasco, casi siempre viene un alegrón. Nadie es perfecto. (me quedó un toque Bucay, no?, horror!)
Clarita, jaja, por qué gritó?? Da un poco terror oriental, no? Como que en cualquier momento emerge una chica de pelo largo y movimientos espásticos, no?
Me encantó el nro. dedicado a tu gato, todos toman agua del inodoro?
Uno más en el mundo, no sé qué decirte. Hay testigos.
Diego, barrio chino, Mendoza.