miércoles, 1 de julio de 2009

Me pueden

Están a medio camino entre alienígenas, oso y muñeco. Agradezco tener la capacidad para entender que los animales silvestres no deben ser domesticados, porque confieso que tendría, al menos, tres de éstas; un mono, dos virachos, una perdiz, nutrias a convenir, etc. Para pintar una clara idea de lo mucho que me gustan los animales, todos, sin discriminar: me enternecen las comadrejas.

9 comentarios:

Alicia Seminara dijo...

A mí esos bichitos me dan impresión. Pero reconozco que parecen graciosos.

Ale Sarco dijo...

Pero esas son suricatas, no comadrejas, no?
Mirá esto entonces: http://www.comparethemeerkat.com/

Marie dijo...

los suris songeniales
a mi me gustan hasta las hienas, mirá

madamelulu dijo...

sólo me gustan las de Pixar.

Miguel B. Núñez dijo...

jeje son geniales.... hace poco tuve erizos en mi jardín... otros pequeños fantásticos!!!

Daniel dijo...

Con los niños y ciertos animales nos permitimos expresar nuestra ternura en forma instantánea y sin reservas. Con la gente solemos ser más precavidos...

Supongo que todos los animales serian "silvestres" de no ser por nosotros.

Mercadito de barrio dijo...

se ven bastante bonitos pero igual no tendría de esos en casa. Salvo a los gatos, le tengo miedo a todos los animales.

chivilboy dijo...

yo quiero tener una jacobo winograd y una silvia suller en el patio por si me aburro pero no me dejan.

Personas en la sala dijo...

Alicia, impresión? qué raro, como una rata decís vos?
Ale, sí, son suricatas, lo de la comadreja es un ejemplo para ilustrar mi fanatismo desmesurado por el reino animal.
Marie, son tan lindas las hienas, mitad perro, mitad zorro, y una pizca de comadreja.
Madame, todo animal pasado por Pixar es genial.
Miguel, qué envidia!
Daniel, tenés toda la razón.
Mercadito, una caja de sorpresas, por eso masacraste al grillo?
Chivilboy, cuidado con lo que deseás, que a lo mejor te aparece algún otro personaje en jardín, pero local.