martes, 5 de abril de 2011

El loco del ordenador

Con la misma ligereza con que afirmé que todos los taxistas tienen algún que otro trastorno de la conducta, y para continuar con el vicio de la generalización, hoy me atrevo a decir que los señores que se dedican a la informática son aburridos y/o freaks. Admito que a esto le falta seriedad y que mis dichos se basan en un muestreo de solamente siete personas. El abuso de los mocasines en fatal combinación con medias de toalla y camisas en tonos pastel, la ausencia absoluta de preocupación por el cuidado del pelo, en el plano estético. La elección de los tonos de llamada para sus celulares, que van desde la musiquilla de Misión imposible a la melodía standard de la marca de su aparato (melodías insufribles que tiran "Samsuuuuung" o "Motorola" susurrado), su manía por conectarse al Messenger y chatear desde tu máquina con sus ciberamigos (hubo un caso de un técnico que se agregó a la lista de contactos de la chica cuya máquina arreglaba), mientras les suena el teléfono constantemente con llamados de clientes que atienden en simultáneo con la reparación de tu PC. El ridículo Boca-River entre Mac y PC que llevan hasta los límites de lo razonable, con una perseverancia y de evangelización que cualquier pastor envidiaría ("A mí esto no me pasó nunca porque tengo Mac...", "Esto con la PC no te pasa porque el sistema..."). Esta tarde nos visitó uno que completaba este tremendo panorama con mal genio, gritos histéricos ante la falla de internet y poca predisposición para responder preguntas que nos obligaba a hacer porque solo hablaba de layouts, bits y pins, uploads y loggins, joggins, etc.

2 comentarios:

pausa dijo...

jajaja, en algún momento se pareció demasiado a una minita histérica

S dijo...

"cibernabo". Tremendo.