viernes, 29 de abril de 2011

El vicio de la personificación


Hasta hoy, él es el único capaz de verle el potencial a esta situación de proliferación de cajas, papel de diario, cartón y demás elementos "mudanceriles". Los demás nos limitamos al mal humor de vivir en el desorden, cumplir con nuestros múltiples trabajos y hacer infinidad de trámites; ceñudos, incapaces de vislumbrar la felicidad inminente del cambio. Esto incluye a Toto que camina entre las cajas levantando las patitas con indignación y nos mira fijo hace una semana como esperando alguna explicación.

2 comentarios:

pausa dijo...

hay que seguir el ejemplo de Boris y desfruncir el ceño!

chivilboy dijo...

genaro gatusso