miércoles, 17 de septiembre de 2008

1, 2, 3, catarsis!



Papel glacé metalizado, un jugo de pomelo y menta, caminar sobre hojas secas, levantarlas a montones y tirarlas al aire; pellizcarle el morro frío a mi gato, ruido a río, guirnaldas de colores, un pájaro negro con reflejos azulados; un ramo de jazmines, los cachetes de Kang-ho Song, "Lullaby of Birdland" cantada por Ella, un chiste de mi hermana, diez vaquitas de San Antonio... pienso en todo eso, respiro... y nada, che. Sigo igual de enojada, y lo duplico por ser la décima vez que me enojo por el mismo motivo.

2 comentarios:

madamelulu dijo...

pero bien vale enojarse si después sigue todo ese ritual

Cande dijo...

jaja,el famoso círculo vicioso.