lunes, 1 de junio de 2009

En algún libro

Te encontrás con cosas como ésta. Frontis del libro Política del espíritu, de Paul Valery, editado por Losada en 1940 y parte de la colección La pajarita de papel. Precioso. Además en vivo tiene ese brillo dorado como de biblia antigua. ¡Dios tenga en su gloria a Gutenberg!

16 comentarios:

Isil dijo...

Gutemberg es groso por aumentar el radio de distribución sapienzal del momento. Ahora, mal que le pese a los adoradores de objetos, los libros limitan.

Viva la tinta electronica!

madamelulu dijo...

adoro las limitaciones, y esas tan bonitamente encuadernadas mucho más.

Personas en la sala dijo...

Los libros limitan? No puedo ni empezar a contestar semajante infamia.
Madame,no me digas!!!

Isil dijo...

¿Que % de la población mundial accedia a la lectoescritura con gutemberg?

¿que % lo hace ahora?

¿que % lo haria si en vez de libros objetos fuese todo virtuocomunitario?

A leer chicas. a leer.

Personas en la sala dijo...

Poder apreciar la belleza de una buena edición poco tiene que ver con esta pseudo-polémica, Isil.

Marie dijo...

todo sirve
yo leo en un e-book de sony
y aparte tengo miles de libros de papel que me proporcionan un enorme placer
algunos son más lindos objetos que libros, hay que decirlo

Personas en la sala dijo...

En ningún momento esto pretendió ser una defensa del libro objeto en detrimento del electrónico. No, señor.

Isil dijo...

A veces las cosas se escapan de nuestro control :)

Personas en la sala dijo...

Por suerte!

madamelulu dijo...

aguante el libro objeto!

Lillí dijo...

Lucha en el barro, por favor.

Isil dijo...

lucha en cenizas de bibliotecas y sangre oligarca mejor :)

Protervo dijo...

con rico olor, no?

Anónimo dijo...

Me intriga mucho ese libro... y qué olorcito interesante ha de tener...

Alma Larroca dijo...

que discusión más absurda... y que hermosas las páginas de este libro, me mata la pajarita con es egran ojo triste.

Personas en la sala dijo...

Madame, aguante! Gracias a mi trabajo he visto los libros y revistas más lindos del mundo.
Lillí, prefiero la lucha en gelatina.
Isil, qué demodé.
Protervo y anónimo, riquísimo.
Alma, viste lo que es? Una ternura.