sábado, 6 de junio de 2009

Llamado a la solidaridad

Si algún día llegara a tener un hijo y ustedes notan que estoy hablando como Betina O'Conell en su programa de Utilísima, "Mi bebé", mátenme. ¿Qué hacía yo viendo Utilísima? Es para otro momento. Pero es una experiencia que les recomiendo.

9 comentarios:

Clarita dijo...

uy! lo voy a mirar jajaja

Muchos y muy lindos posts últimamente!!!!
viva este blog

Anónimo dijo...

Por qué se cambia tanto cuando se tienen hijos? O sea, me refiero a lo que vos posteás. Cambia la perspectiva que tenés de la vida, ok, pero de ahí a que tenga que cambiar la forma de hablar?

Podés hablarle a un niño aniñando tu lenguaje pero hablarse así entre adultos o cuando le hablás a la madre?! No tiene sentido!

Te avisamos, eh, no te preocupes!!!

Alicia Seminara dijo...

No sé por qué aparecí como anónima!

madamelulu dijo...

no te preocupes, primero dejámos de leerte y además si es necesario nos convertimos en criminales por vos, por tu hijo y por la humanidad entera.

Personas en la sala dijo...

Clarita, no te lo pierdas!!! el pediatra también es una joya.
Alicia, supongo que muchas cosas deben cambiar, pero a esta chica parece que le hubiesen hecho una lobotomía!
Madame, gracias!! No esperaba menos.

Una dijo...

Nada cambia tanto!
Podés amar mucho más que antes pero eso es todo, como dijo Charly G cuando cumplió 50 "Me dijeron:
-ya vas a ver-! y no ví nada".

Es demasiado mejor ser madre que no serl.
Pero no te exonera de ser una pelotuda, si sos una madre pelotuda es porque tuviste un pasado de mina pelotuda sin hijos.

Personas en la sala dijo...

Una, tenés mucha razón, es como los viejos chotos que lo son porque de fueron jóvenes mierdosos.

Cory dijo...

Para mi que es por contrato que se tienen que poner asi de boludas.

Dos dijo...

Ah mi mama, que NO lo era decia, sos vieja chota solamente si fuiste una pendeja chota.