jueves, 5 de junio de 2008

When the dog bites, when the bee stings...







Cuando tengo un mal día me ayuda pensar en cualquiera de las siguientes cosas:



1. El olor a pasto recién cortado.



2. El sonido de la pava que anticipa los mates que me ceba mi padre muy temprano a la mañana cuando los visito en Córdoba y somos los únicos despiertos.



3. El olor a "invierno", ese aroma a escarcha mezclado con humo de estufa a leño, bien de pueblo.



4. El chirrido simpático de las hamacas.


5. Esta es difícil de describir. Zambullirse en el río Paraná y escuchar el sonido del agua que corre. Es impresionante percibir la enormidad, la fuerza de todo su caudal. Es un ruidito que produce una mezcla de asombro, miedo y maravilla, imposible de reproducir con palabras.


Hay más, pero con esas cinco fue suficiente para mi mañana complicada.

2 comentarios:

mercadito de barrio dijo...

mis cinco:
1.el silencio y la soledad cuando llego a casa después de un día de mucha computadora.
2.el olor a hoja de árbol quemada.
3.el primer sorbo de una cerveza bien fría cuando me encuentro con mis amigas.
4.el sonidito del mensaje texto.
5.antes de que empiece LA película.

Cande dijo...

Qué lindos tus 5! me vinieron bien, porque el día se siguió complicando.