jueves, 19 de junio de 2008

Sala de espera

Quisiera saber por qué los médicos se ofuscan tanto si una llega tarde si el noventa por ciento de las veces tenemos que esperar entre veinte y cuarenta minutos para ser atendidos. ¿Por qué te dan un turno a las cinco y media si saben que te van a ver a las seis y cuarto? Lo peor de todo es que siempre tienen un televisor encendido con un canal de noticias. Tal vez tengan la esperanza de quitarte las ganas de insultarlo cuando entres. Santo Biasatti me quita las ganas de todo. Ayer me llevé un libro para zafar del tono monocorde del señor periodista y de las posibles conversaciones con señoras simpáticas que llegaron a las ocho de la mañana. "Mujer hace gimnasia. Otra toma whisky. Las dos salen volando", anotaba Silvina Ocampo en un cuaderno de apuntes que ahora es Ejércitos de la oscuridad (Ed. Sudamericana). Sin darme cuenta hice un dibujito de las dos mujeres. La que hace gimnasia tiene el pelo atado, ropa ajustada y parece sorprendida por el vuelo, la otra tiene el pelo revuelto, una pollera vaporosa, los ojos entrecerrados y sonríe soltando el vaso de whisky, mientras toma altura. Está claro cuál de las dos me cae mejor.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Se parece a la abuela Cory...

Cande dijo...

Es verdad.

mercadito de barrio dijo...

a mi me caen bien las dos