viernes, 11 de junio de 2010

Interferencia

Es tan sorprendente como posible que al subir a un taxi le digas al conductor: "Hasta Fraga y Olleros" y él entienda: "Quiero que durante veinte minutos me torture con sus teorías sobre los nombres de los barrios y me convenza de que mi barrio no se llama Chacarita sino Lacroze". Maravillas de la comunicación humana.

5 comentarios:

clara dijo...

por lo menos no sacó la bolilla "política"
:D

Personas en la sala dijo...

Menos mal!!! el 99,99 % escucha a Baby y termina el viaje con alguna variante de "esto se soluciona con una ametralladora".

emyrock dijo...

Coincido, tuviste suerte de que no saliera con el "hay que matarlos a todos"; el otro día me tocó uno escalofriante que había estado laburando 18 horas e iba al palo..

Lillí dijo...

¿Maravillas?

Cory dijo...

cuchame, el otro dia venia semi discutiendo con marido al mismo tiempo que nos subiamos a un taxi, le mande un "me quiero separar", el tachero larga una carcajada obsena y dice "Igual que mi SSSSSposa, siempre me amenaza con que se quiere separar, pero flaco, olvidate nunca vas a tener tanta suerte"
No lo mande a la concha de su madre, porque llovia y encontrarlo nos llevo 20 minutos